El Zulia y el Atentado contra el Libertador

EL ZULIA Y EL ATENTADO CONTRA EL LIBERTADOR

Ernesto García Mac Gregor

garciamacgregor@gmail.com

El atentado

La noche del 25 de septiembre de 1828, un grupo de conspiradores asaltó el palacio de San Carlos en Bogotá, donde se encontraba Bolívar. Después de matar a los vigilantes y herir al edecán del Libertador, los asaltantes se dirigieron  al cuarto de éste para asesinarlo, pero con la ayuda de Manuelita Sáenz logró saltar por la ventana y refugiarse debajo de un puente hasta que la situación fue controlada.

Cuatro personajes altamente ligados al Zulia tuvieron que ver directamente con el atentado.

José María Antúnez

Maracaibero, militar de carrera que por años fue el asistente personal del Libertador y que durante el atentado resultó su único acompañante. También estuvo fielmente a su lado en el momento de su muerte. Regresó a Venezuela donde murió pobre y abandonado en 1868.

Almirante José Prudencio Padilla

Hijo de una mujer guajira, natural de Río Hacha, héroe máximo de la batalla Naval del Lago de Maracaibo. Después de la guerra se dedicó a la política y por actos de indisciplina fue encarcelado en 1828. Al mismo tiempo que se desarrollaba el atentado contra Bolívar fue rescatado de su prisión, pero atrapado de nuevo, terminó fusilado. Se dice que Padilla no conocía el plan del atentado. Cien años después, sus restos fueron trasladados a la catedral de Río Hacha en Colombia.

Pedro Carujo

Nacido en Barcelona, Venezuela; acusado de participar personalmente en el atentado, después fue perdonado. Posteriormente vivió en Maracaibo y se casó en 1831 con una nieta del gobernador. Pedro Carujo, es el mismo que en 1835 pusiera preso al presidente José María Vargas y dejará para la posteridad la famosa frase: “Doctor Vargas, el mundo es de los valientes…” diría Carujo. “El mundo es del hombre justo y honrado” contestaría el Presidente.

General Rafael Urdaneta

El cuarto personaje es el héroe máximo del Zulia, Rafael Urdaneta, quien  dominó la situación de la conspiración y dirigió las operaciones que devolvieron la normalidad. Allí estaba Urdaneta, ofreciéndole su capa para que se resguardara del frío, y el Libertador le dice lleno de gratitud: “antes querían los traidores matarme con las armas y ahora UD. de satisfacción y gozo”. Urdaneta actuó como Juez, y condenó a muerte a varios de los conspiradores, entre ellos a Francisco de Paula Santander a quien el Libertador le cambió la pena por el destierro. Posteriormente, Santander sería electo Presidente de Colombia.

Comments are closed.

Twitter Facebook Favorites
Best Verizon Cell Phone Deals and Plans | Thanks to CD Rates, Reverse Phone Lookup and Registry Software